Por lo general, el sabor de los fluidos que expulsamos al eyacular es salado. Pero tanto el olor como el sabor de estos dependen de muchos factores, principalmente de la alimentación. Así que podemos jugar con ello para mejorar su sabor, de no ser que ya nos guste el sabor de la persona que tenemos al lado pues, en este caso no haría falta cambiar nada.

En primer lugar, ¿Cómo dar y/o potenciar el sabor dulce de los fluidos? La sugerencia es que tanto tú como la persona que tienes al lado comáis muchos alimentos ricos en clorofila, como por ejemplo el apio, el trigo o el perejil... También dará resultado la ingesta de canela, lima, limón, menta, arroz, patata o pan.

Por otro lado, si el resultado que se desea conseguir es un sabor neutro, ya que en el punto medio está la virtud, algo ni tan dulce ni tan salado, lo ideal es ingerir muchos vegetales verdes como ensaladas, vegetales hervidos o a la plancha que ayudarán a controlar el pH del flujo.

Otras personas buscarán suavizar el sabor amargo en el caso de que el semen o flujo vaginal propio o de su pareja suela tener un sabor tirando a amargo. Para este caso es aconsejable que se ingiera todo lo que tiene que ver con azúcares naturales, es decir, frutas. Las más recomendadas son la piña y el melón ya que son frutas diuréticas que ayudarán a rebajar el sabor amargo. Pero también se pueden consumir fresas, arándanos o melocotón, que ayudarán a reducir la viscosidad del flujo. Todas las frutas (todo el azúcar natural) ayudarán a que baje el amargor del flujo.

Un consejo a seguir y muy importante es el de beber un mínimo de 2 litros de agua al día, esto ayudará a mejorar el sabor. Si no es/eres muy fan del agua puede recurrir a zumos naturales y bebidas azucaradas.

Siguiendo con los consejos propuestos para evitar ese sabor amargo, es recomendable alejarse del alcohol, la nicotina y la cafeína porque potencian el amargor de los flujos. Por otra parte, que no consuma comida que contenga exceso de grasa, sobre todo la comida industrial.

Para quien odia las verduras, ¡Buenas noticias! Alejarse de la col, la coliflor, los espárragos o las espinacas será una muy buena decisión, ya que estos alimentos no ayudan a que el sabor del flujo sea agradable.

Por otro lado, evitar los lácteos. Puede sustituir los yogures y quesos que sean de vaca por los alimentos hechos de soja, como por ejemplo bebida de soja, queso de soja, yogures de soja, etc.

También hay que evitar aquellos alcoholes y licores manipulados químicamente o que tengan una alta cantidad de químicos. Es decir, los que estén muy procesados. Así como eliminar o reducir aquellos alimentos altos en azufre como el ajo y la cebolla.

Un buen truco para practicar el sexo oral es mantener un caramelo pequeño en la boca así que, hazte con las mentas para placer oral. Disfrutarás mucho más haciéndole sexo oral y, por ende, lo harás mucho mejor.

Y si estas recomendaciones no acaban de convencerte o simplemente no funcionan para ti, recuerda que la industria sexual nos ha dejado lubricantes de sabores a base de agua de todo tipo: desde frutas exóticas, frutos rojos, manzana, plátano, hasta nube de azúcar para que cuando llegue el momento disfrutes de una experiencia gourmet.

Por último, siempre debemos tener presente que el sexo oral es una de las prácticas con más riesgo de transmisión de infecciones. Para evitarlas utiliza preservativos con sabores y así podrás disfrutar siempre de forma segura.

Este post es meramente informativo y divulgativo, algunos trucos o consejos que seguir para mejorar la calidad sexual.