Estudios recientes sobre el sexo en periodo de coronavirus ha demostrado que el practicarlo dos veces por semana refuerza el sistema inmunológico haciendo que las defensas aumentengenera niveles más altos de inmunoglobulina, un anticuerpo que activa el sistema inmune, atacando a virus y bacterias, pero no sólo eso, también elevan los niveles de dopamina y oxitocina, componentes químicos que también estimulan al sistema inmunológico y lo fortalecen a la hora de combatir amenazas externas. Ambos componentes reducen los niveles de cortisol, responsable del estrés, presente en episodios de ansiedad, miedo o angustia.

En un estudio reciente realizado en una universidad de Alemania, en una muestra de voluntarios se analizó el nivel de glóbulos blancos, que combaten los virus y bacterias, presentes en el cuerpo 5 minutos antes de tener un orgasmo y 45 minutos después, para comprobar la elevación de la cantidad de estos glóbulos, en especial de las ‘células killer o combatientes’, que combaten infecciones.

Durante el estudio, se extrajo sangre a los voluntarios a los que se les indicó que se masturbaran hasta llegar al orgasmo para seguidamente hacerle los controles. Se midieron los parámetros endocrinos y se analizaron los subconjuntos de leucocitos y linfocitos mediante una citometría de flujo, se hicieron mediciones antes del orgasmo, 5 minutos después y 45 minutos después. Esto dio como resultado que los glóbulos blancos, encargados de combatir virus y bacterias, aumentaran significativamente después del orgasmo.

Según comentan estos expertos, hay evidencia científica sobre la influencia en el sistema inmunológico que tienen los esteroides sexuales (testosterona y estradiol). De ahí que el sexo ayude a prevenir las infecciones virales, bacterianas y parasitarias. Existen unas células que participan en la activación de la respuesta inmune, como los leucocitos o glóbulos blancos.

En definitiva, ¡El sexo estimula nuestro sistema inmunológico!